Friday, April 27, 2007

MILLONARIOS MADE IN CHILE


Los "dueños" del Wallmapu entre los más ricos del mundo
Magnates criollos en la lista de "Forbes"


Los magnates chilenos Anacleto Angelini y Eleodoro Matte comparten un privilegiado puesto entre los más ricos del mundo con el empresario Sebastián Piñera, quien por primera vez es considerado en el ranking elaborado por Forbes para el año 2007 con las fortunas personales más cuantiosas del mundo. No solo acumulan fortunas, también miles de hectáreas de tierras hoy reclamadas por comunidades mapuches.La lista hace varios años que considera a Anacleto Angelini que este año ocupó el lugar 119, con una fortuna estimada en 6.000 millones de dólares, y a Eleodoro Matte en el lugar 137, con 5.600 millones de dólares. Sin embargo, este año Forbes destaca el 'ingreso destacado' del empresario RN Sebastián Piñera, dueño de LanChile y del club de fútbol Colo-Colo, que con una fortuna de 1.200 millones de dólares entró directamente al lugar 799 del ranking. Estos tres chilenos se suman al grupo de 36 latinoamericanos, encabezados por el magnate mexicano Carlos Slim con una fortuna de 49.000 millones de dólares.La lista de Forbes, dada a conocer a mediados de la semana pasada en Nueva York, incluye por primera vez casi 1.000 multimillonarios contra 793 en 2006, que suman un valor neto de 3,5 billones de dólares, un alza de 35% respecto al año pasado. El fundador de Microsoft, Bill Gates encabeza la lista por décimo-tercera vez consecutiva, con una fortuna de 56.000 millones de dólares, seguido de cerca por su amigo y empresario Warren Buffett, cuyo capital suma 52.000 millones.La lista de Forbes de 2007 cuenta con 53 países representados. 'Este crecimiento de la lista de multimillonarios es un mero reflejo de una economía global dinámica', aseguró Steve Forbes, editor jefe de la revista.

La familia sueca Kamprad, fundadora de la cadena de tiendas de muebles Ikea, está en cuarto lugar (33.000 millones de dólares), seguida de cerca por el empresario indio Lakshmi Mittal (32.000 millones). Por región, Estados Unidos domina la lista, con 415 fortunas, mientras que Africa sigue ausente.El trío chilenoLos tres magnates chilenos incluidos en el listado de la revista Forbes no solo acumulan fortunas. También más de un millón de hectáreas de tierras reclamadas por comunidades mapuches en la zona sur de Chile, principalmente Eliodoro Matte y Anacleto Angelini, quienes encabezan a nivel mundial la producción de celulosa a través de los holding CMPC y Celulosa Arauco, respectivamente.

El imperio forestal de ambos magnates fue posible gracias al Decreto Ley 701, promulgado el año 1974 por la dictadura militar de Pinochet y que subsidió con recursos y tierras el arribo de la industria forestal al territorio mapuche.Ambos empresarios controlan las principales forestales del país: Matte la Forestal Mininco y Angelini Forestal Bosques Arauco, protagonistas en los últimos años de numerosos conflictos territoriales con comunidades mapuches y que han dejado al descubierto las contradicciones de un modelo económico neoliberal que viola de manera cotidiana los derechos de los pueblos indígenas. Desde el año 1999, dichos reclamos han desembocado en la persecución y posterior encarcelamiento de medio centenar de dirigentes tradicionales y comuneros, toda vez que el gobierno chileno a calificado sus reivindicaciones como acciones 'terroristas'.Anacleto Angelini Fabbri (93 años), empresario de origen italiano, llegó a Chile en el año 1948 en donde fundó ese mismo año junto a otros italianos la empresa Pinturas Tajamar. Encabeza el grupo Angelini, uno de los mayores productores mundiales de celulosa y harina de pescado, controlando también el rubro de combustibles. Su mayor activo, Empresas Copec, es hoy una empresa diversificada con una importante participación en el negocio forestal a través de su filial Celulosa Arauco, que controla a su vez la empresa Forestal Bosques Arauco, la mayor empresa propietaria tierras en la VIII región y que encabeza los conflictos con comunidades mapuches de Arauco.En los últimos años, uno de los puntales de su expansión en el negocio forestal fue la apertura de la planta de Celulosa Arauco y Constitución (Celco), ubicada en Valdivia. Se trata de una de las industrias más grande del mundo, que permitiría la producción de 700 mil toneladas de celulosa kraft al año. Un negocio redondo, pero que ha tenido sus 'daños colaterales'. Entre ellos, pequeños productores agrícolas mapuches de los sectores de Tralcao y Raluya, aledaños a la Planta. Y el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, un lugar protegido por la Convención Internacional de Ramsar y que fue gravemente contaminado al depositar allí Celco sus residuos industriales.Inicialmente, los desechos de la Planta Valdivia se depositarían directamente en el mar, en la bahía de Mehuín. Pero comunidades lafkenches y sindicatos de pescadores artesanales se opusieron tenazmente y, luego de varios estudios, la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) aprobó un tratamiento en el río Cruces, que desemboca en el Santuario. Si bien la comunidad se opuso a la construcción del complejo industrial, el apoyo de las autoridades fue absoluto hacia el empresario, especulando que daría empleo a más de 4 mil personas. Tras la contaminación del río Cruces, Celco ha retomado la idea de lanzar sus residuos al mar, lo que mantiene en alerta a mapuches y pescadores del litoral sur.Fuera de la Planta Valdivia, el grupo Angelini se encuentra levantando la Planta Nueva Aldea, de 900 mil toneladas anuales y situada en la costa de la VII Región. También está en la última etapa de evaluación ambiental una nueva planta de CMPC de 780 mil toneladas junto a la actual Celulosa del Pacífico. En conjunto, estas tres nuevas fabricas van a sumar casi 1,6 millones de toneladas de celulosa a los 3 millones actuales, transformando a Angelini en líder mundial indiscutido del negocio. Actualmente, el grupo controla la mayor base forestal en América del Sur: cerca de 800 mil hectáreas en Chile, Argentina y Uruguay.

La fortuna de los MatteEliorodo Matte Larraín encabeza el grupo Matte, gestado a comienzos del siglo XIX por Luis Matte Larraín en alianza con la familia Alessandri a partir de la Papelera, actual holding Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC). Desde entonces, sus influencias se han extendido a todas las esferas de la vida nacional, incluyendo la cultura y educación, aparte de la política y poderes del Estado. Eliodoro Matte, ingeniero de 56 años con un master en la Universidad de Chicago y ex docente de la Universidad Católica, no sólo preside la CMPC, sino también el Centro de Estudios Públicos (CEP) y el consejo directivo de la Universidad Finis Terrae. Participa además en el Instituto Libertad y Desarrollo, think tank de la derecha.Entre los haberes de los Matte Larraín están Forestal Mininco (filial de CMPC), con más de 400.000 hectáreas reclamadas por comunidades mapuches en las provincias de Arauco y Malleco; la empresa eléctrica Colbún; el Banco BICE, e inversiones forestales en Argentina. La CMPC posee una de las mayores fabricas de papel en América del Sur y controla y participa en más de treinta empresas de los sectores financiero, minero, sanitario, maderero, telecomunicaciones, energía, puertos e industria. Hoy participa además en el megaproyecto HidroAysén, que pretende construir cuatro represas en los ríos Baker y Pascua en la XI Región, aliados con Endesa-España.Los Matte recientemente terminaron su alianza con uno de los grupos más tradicionales y conservadores del Reino Unido, los Rothschild, adquiriendo la totalidad de la participación de los británicos en el BICE. En estos días, acaban de hacer lo mismo con sus socios norteamericanos del grupo Mellon Bank, comprando su participación en The Dreyfrus Corporation. Pero no todo ha sido adquisiciones, hace un tiempo vendieron el 7,6% que poseían en la Compañía Sudamericana de Vapores, que controla Ricardo Claro, y nada menos que al empresario y ex candidato presidencial de Renovación Nacional, Sebastián Piñera, el tercer chileno en aparecer incluido este año en la lista de la Revista Forbes.

Piñera y BenettonSebastián Piñera es dueño de línea aérea Lan Chile, socio mayoritario del popular Club de Fútbol Colo-Colo, Chilevisión y propietario de 115 mil hectáreas de tierras en la parte sur de la isla de Chiloé, reclamadas por el Consejo de Caciques Williche. Según denuncia esta organización indígena, se trataría de antiguas tierras comunitarias protegidas por el Tratado de Tantauko (1826), usurpadas por el estado a comienzos del siglo XX tras impulsarse la colonización chilena del archipiélago. Piñera buscaría levantar allí un gran Complejo de Eco turístico, al estilo del Parque Yellowstone en Estados Unidos, que año tras año recibe millones de visitantes de todo el mundo y factura también millones de dólares en ganancias.No quedan fuera del listado de Forbes los hermanos Carlo, Luciano, Giuliana y Gilberto Benetton, miembros del Grupo Benetton creado en Treviso, Italia, el año 1965. La familia figura en el lugar 323 de Forbes, con 2.300 millones de dólares por cada socio fundador. El grupo posee más de 5 mil tiendas de ropa en 120 países, además de una empresa de peajes en autopistas líder en Europa y una cadena de restaurantes que atiende a 800 millones de clientes cada año sobre carreteras y aeropuertos en 31 países. Sus negocios no solo se extienden por Europa. En Puelmapu, territorio mapuche del este, Benetton ha adquirido aproximadamente 900 mil hectáreas de tierra en las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, constituyéndose en el mayor terrateniente de Argentina.Las compras de tierras de Benetton las realiza a través de la Compañía de Tierras del Sud Argentino S.A. La legalidad de dichas adquisiciones siempre ha sido cuestionada por familias mapuches que -principalmente en la provincia de Chubut- han sido desalojados de sus tierras con el objeto de dar paso a la crianza de ovinos y satisfacer así la demanda de lana que necesita su gigantesca industria textil. Se trata de producción a bajo costo, con mano de obra barata, pero con altas ganancias, como lo grafica Forbes. Varios casos de usurpación han llegado hasta tribunales, siendo el más conocido el litigio que Benetton mantiene con la familia Curiñanco-Rua Nahuelquir por el lote Santa Rosa en Leleque. Dicho predio hoy se encuentra 'recuperado' por mapuches en Chubut.


Por: Pedro Cayuqueo
Azkintuwe
Planetario Blogs Chilenos  Bitacoras.com
ecoestadistica.com